El colesterol en nuestras vidas

El colesterol en nuestras vidas

El colesterol es una sustancia cerosa y parecida a la grasa, que encontramos en todas las células del cuerpo. El cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar bien. Pero si tiene demasiado colesterol en la sangre, puede combinarse con otras sustancias en la sangre y pegarse a las arterias. A esto se le llama placa, puede estrechar sus arterias o incluso bloquearlas.

Existen dos tipos principales de colesterol:

  • HDL significa lipoproteínas de alta densidad en inglés. Se le llama colesterol “bueno” porque transporta el colesterol de otras partes de su cuerpo a su hígado. Su hígado luego elimina el colesterol de su cuerpo
  • LDL significa lipoproteínas de baja densidad en inglés. Se llama colesterol “malo” porque un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de colesterol en las arterias

Los niveles de colesterol elevados en la sangre pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.  El aumento de colesterol no suele tener signos ni síntomas, pero puede detectarse con un análisis de sangre. Usted tiene probabilidades de tener un nivel de colesterol alto si tiene antecedentes familiares, sobrepeso o consume muchas comidas con alto contenido en grasa.

 

¿Qué aumenta nuestras probabilidades de hipercolesterolemia?

Hábitos que causan colesterol alto:

  •  No desayunar.
  •  No descansar lo suficiente.
  •  Hacer ejercicios en ayunas.
  •  No consumir suficientes proteínas.

 

Algunas enfermedades que incrementan los niveles de colesterol dañino en la sangre son el hipotiroidismo y el hiperinsulinismo (resistencia a la insulina).

 

Mientras que algunos de los alimentos que incrementan los niveles de colesterol son: las bebidas alcohólicas, las grasas trans (comida chatarra) y carbohidratos simples (azúcar simple)

 

Cómo combatirla de forma natural?

 

  •  Infusiones: te rojo, infusión de diente de león, infusión de canela y albahaca.
  • Alimentos: alimentos ricos en vitamina B3, avena, manzana, jengibre, zanahoria, alpiste, ajo crudo y en ayunas (puede ser sustituido por capsulas), el aguacate, la guayaba y los frutos secos.
  • Complementos alimenticios: capsulas de vitamina B3, perlas de omega 3, comprimidos de levadura roja de arroz y lecitina de soja.
  • La realización de ejercicio.

 

 

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X