Cómo prevenir el cansancio en verano

Cómo prevenir el cansancio en verano

La gran lucha para muchos cuando llega el verano. Enfrentarse al cansancio o experimentar fatiga en verano es una de las consecuencias de esta estación del año, sobre todo a causa de las altas temperaturas. Pero también son muchos otros factores los que influyen en la aparición de este cansancio estacional y muchas las medidas o hábitos que podemos adquirir para reducir los síntomas e cansancio y coger energía. Allá vamos.

Causas del cansancio estacional

Son muchas las causa que influyen en la fatiga veraniega y debemos conocerlas para saber cómo podemos actuar o evitarlas y afrontar cada día con la máximas energía y muchas ganas de hacer actividades al aire libre o lo que nos echen.

  • Altas temperaturas

Como ya hemos dicho, es la causa principal de la fatiga y el cansancio en verano. Las altas temperaturas nos hacen sudar para que nuestro cuerpo se refresque, pero esto provoca un desgaste energético superior que puede deshidratar al organismo. Por lo que debemos beber mucho agua.

  • Cambio de horarios

Este es otro de los puntos clave de nuestro estado. Cambiamos la rutina diaria y con ella los horarios al levantarnos, comer, ir a trabajar, estar con los niños, etc. Y esto hace que nuestro organismo tenga que habituarse a unas nuevas costumbres en muy poco tiempo.

  • Hábitos alimenticios

Cambian igual que los horarios. Lo mejor en este caso es consumir alimentos de temporada, ricos en agua como las fruta (melón, sandía, cerezas) o las verduras (gazpacho, ensaladas, hervidos).

  • Agotamiento acumulado

De todo el año. El ritmo de vida que llevamos de por sí ya es acelerado, trabajo, niños, viajes con el coche de un lado a otro, clases extraescolares, etc. Poner el freno y asumir que son días para relajarnos será lo mejor que hagamos para poder disfrutar de las vacaciones y del verano sin agobiarnos.

Prevenir el cansancio veraniego

  •  Beber mucho: agua, zumos o bebidas energéticas (sin cafeína ni teína y con el menor contenido en azucares) durante todo el día para mantener nuestro organismo hidratado y con energía para rendir bien.
  • Llevar una buena alimentación aumentando el consumo frutas y verduras por su alto contenido en agua y vitaminas.
  • Buscar hacer actividades refrescantes evitando las horas puntas de calor.
  • Cuando salgamos a la calle busquemos la sombra. La gente mayor o que es más propensa a sufrir desfallecimientos o bajones de tensión deben tenerlo en cuenta y prevenirse llevando una botella de agua encima.

Pero si aún así necesitas un extra de energía durante estos meses, no te preocupes, algunos de nuestros productos naturales están hecho y pensados para ello. Como las cápsulas de jalea real con Ginseng, un extracto natural que posee propiedades nutritivas y que tiene una acción revitalizante, estimulante y reconstituyente que nos aportan un extra de energía de forma natural.

Ahora, a disfrutar del veranito..!

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X